La artritis es uno de los padecimientos más comunes de la población americana, y causa grandes dolores y sufrimiento en la gente. Es una enfermedad que se aproxima a proporciones epidémicas, afectado aproximadamente a 350 millones de personas a nivel mundial así como a un tercio de la población adulta de los Estados Unidos de Norteamérica en una u otra forma. Abarcando desde ligera rigidez en las articulaciones en un extremo hasta dolores paralizantes y debilitantes enel otro, es generalmente considerada como la principal causa de limitación del movimientoy dishabilidad. La artritis ha estado presente desde hace siglos y por ellos es considerada por muchos como partdel envejecimiento o consecuencia de una herida física. La artritis es en realidad una enfermedad mucho más compleja que lo que generalmente se piensa. La Artritis merce y recibe mucha investigación y atención por parte de la comunidad médica. Hay actualmente cientos de drogas, procedimientos y ayudas y aparatos médicos tendienets a lidiar con las muchas manifestaciones de esta enfermedad.

 

La artritis es un enfermedad degenerativa de las articulaciones. Literalmente significa inflamación de una o más articulaciones, cualquier parte del cuerpo donde dos huesos se encuentran. Causa dolor, rigidez, inflamación y palpitaciones diariamente, todas estos síntomas a su vez contribuyen a la continuada destrucción de las articulaciones. Junto con inflamación de las articulaciones, la artritis es habitualmente acompañada por dolor en las articulaciones, conocida como arthralgia. Cuando el cartílago se desgasta, los huesos expuestos se rozan causando estos dolorosos síntomas. Osteoartritis y artritis pueden afectar cualquier articulación, incluidas aquellas ubicas en la espina dorsal. ¿Esta usted dispuesto a tomar ese riesgo?

 

Hay muchas formas de artritis, más de cien y en aumento. Las diversas formas varían desde aquellas relacionadas con el desgaste y rotura de los cartílados (como por ejemplo la osteoartritis) a aquellas asociadas con inflamación resultante de un sistema inmune hiperactivo (como por ejemplo la artritis reumática. Juntas, todas las formas de artritis conforman la afección crónica más común en los Estados Unidos. Adicionalmente, diversas condiciones como lupus sistémico eritematoso, escleroderma, fibromialgia y muchos otras son también consideradas artritis por las autoridades médicas.

 

Dado este nivel de complejidad, ningún agente por sí sólo puede esperarse que cure o maneje la artritis por completo. El tratamiento eficaz involucra el uso de sustancias que puedan reducir la inflamación mientras simultaneamente estimulan el metabolismo para crear nuevo cartílago para las articulaciones. Sin embargo, al día de la fecha no ha habido tal tratamiendo disponible al público.

 

Los síntomas más evidentes de la artritis son dolo, inflamación y reducción de la mobilidad en una o varias articulaciones. Osteoartritis por ejemplo suele progresar con gran lentitud con sus síntomas siendo notorios años despues de haber sido adquirida. Adicionalmente, los síntomas pueden desaparecer por meses para luego retornar.

 

Es importanet recordar que si bien la artritis es considerada una afección proveniente de la edad avanzada, no es de hecho una enfermedad relacionada exclusivamente con la vejez y puede desarrollarse a cualquier edad.

 

Comunmente, la artritis afecta las articulaciones del cuello, la parte baja de la espalda y las extremidades. Los sínyimas básicos de la artritis (dolor, sensibilidad, inflamación de la articulación y subsecuente limitación del movimiento) emergen habitualmente durante la actividad diaria: subir y bajar escaleras, agacharse, durante el ejercicio, etc.. A medida que la artritis avanza hace más y más dificil la realización de actividades diarias al punto que evita que el paciente realice simples tareas debido al movimiento que requieren.

 

Es de extrema importancia que el paciente aprenda todo lo posible sobre la enfermedad, así como que haga todo lo posible para prevenirla o aminorar el ritmo de la progresión. Un pasos que ayudan a mejorar la situación son por ejemplo la pérdida de peso y la actividad física pasa mantener la mobilidad en las articulaciones inflamadas. Sin embargo, por buenos que sean las mencionadas recomendaciones, no son suficientes para eliminar el dolo y permitir a uno retomar un estilo de vida regular y libre de dolor. Afortunadamente, existen sustancias naturales que poseen poderes antiinflamatorios y que además estimulan el metabolismo del cartílago en las articulaciones lo que ayuda al éxito en el tratamiento de la artritis.¡La más efectiva de estas sustancias es Astrum®!